Soñar es un derecho: "¡No más menores en la guerra!"

“El graffiti, el rap y el break dance nos ayudan a olvidarnos de la calle, de un consumo, de muchas cosas negativas, y nos damos cuenta de todas las capacidades que tenemos, y que podemos explotar”, estas son las palabras de una niña de 16 años que, en este momento de su vida, hace parte de un grupo que ve en el arte la mejor forma de prevenir un daño en su vida por tomar, lo que ella denomina, el camino equivocado.

Información adicional

Eventos